Mayo 18, 2024 7:56 pm
Portada » Superintendencia de educación sigue con fiscalizaciones a escuela de lenguaje tras agresión a niña en Osorno

La Dirección Regional de la Superintendencia de Educación se refirió nuevamente por el caso de agresión de una funcionaria en contra de una menor al interior de una escuela de lenguaje Betel en Osorno.

Cabe recordar que la madre de la menor, de casi 4 años, denunció el incidente en Radio Bio Bio de esa ciudad y a su vez ante el Departamento Provincial de Educación Osorno y Carabineros de Chile.

Según relató Corina Jiménez, madre de Martina, el día jueves 21 de marzo recibió una llamada de la profesora jefe, donde le notificaron que su hija sufrió un accidente al golpearse la cabeza.

Al ir al jardín, le explicaron que la menor se había lesionado en la cabeza con un clavo de la pared, lo que le provocó una herida en la zona craneal.

En el hospital, Jiménez le consulta a la infante lo sucedido, a lo que ella le respondió “la tía me empujo y me hice yayita en la cabeza”.

Ante el relato y en conversación con la directora de la escuela, solicitó el acceso a las cámaras de vigilancia que hay en el interior.

Al presentarse al día siguiente al colegio, Corina contó que antes de ver las cámaras con las representantes, le avisaron que, por lo sucedido, desvincularían a la profesional de sus funciones.

Los hechos se remontan a marzo en la Escuela de Lenguaje Betel, donde la funcionaria empujó a la niña contra una pared del patio del establecimiento, provocando que se golpeara en la cabeza y que terminara con una lesión en esa zona.

Por lo mismo, el director regional Los Lagos de la Superintendencia, Fernando Pérez, indicó que tras tomar conocimiento de lo sucedido se ingresó la denuncia de carácter “crítico”.

Además, que la Unidad de Protección de Derechos ha mantenido contacto con la apoderada, quien realizó una nueva denuncia en materia de infraestructura del recinto.

En ese sentido, la autoridad informó que el caso fue derivado a la unidad de fiscalización, tras verificar indicios de incumplimiento en la infraestructura, lo que será constatado dentro de los próximos días.

Por otro lado, comentó sobre las eventuales sanciones a la funcionaria implicada en los hechos.

Finalmente, Pérez enfatizó que, ante situaciones de agresión o maltrato, todo el establecimiento educacional preescolar o educación parvularia tiene el deber de activar los protocolos que corresponda. Al igual que tomar las medidas de resguardo y de apoyo psicosocial o pedagógico, a fin de garantizar que no se vulnere el derecho a la educación de las y los estudiantes.