Abril 12, 2024 3:08 pm
Portada » Más de mil 300 muertes se reportan por cáncer colorrectal en la última década en la región

En un 40 por ciento se ha incrementado el número de muertes, con más de mil 300 decesos, producto del cáncer colorrectal durante la última década (2014-2023) en la Región de Los Lagos, de los cuales el 53% fueron hombres y el 47% restante mujeres, de acuerdo a datos del Departamento de Estadísticas e Información de Salud (Deis).

Las comunas más afectadas fueron Puerto Montt, con el 24% de los fallecimientos; Osorno con el 22%; Castro con el 7%; Puerto Varas y Ancud con el 5% y Calbuco con el 4%, respectivamente.

Respecto del rango etario más afectado, el 52% de las muertes se registró en personas entre los 70-89 años, seguido por un 33% entre los 50-69 años.

A nivel nacional, nueve personas mueren al día por cáncer colorrectal, enfermedad que se ha posicionado como el segundo tipo de cáncer más frecuente en hombres y mujeres, con más de 6.700 nuevos diagnósticos, según las proyecciones 2022 del Observatorio Global del Cáncer (Globocan).

La enfermedad, que se puede prevenir y curar cuando es diagnosticada tempranamente, además ha registrado un incremento del 45% en Chile, en el número de muertes durante la última década, con más de 28.800 fallecidos.

El cáncer colorrectal se origina cuando las células sanas de las paredes internas del colon (intestino grueso) o del recto (canal que une la parte final del intestino grueso con el ano) cambian y comienzan a crecer sin control.

La fundación Arturo López Pérez (Falp) está desarrollando su campaña “Mantén tu camino libre”. A través de ella, se busca fomentar una mayor cultura del autocuidado en las comunidades, a través de la entrega de información que permita identificar los factores de riesgo y fomentar conductas más responsables en el cuidado de la salud de las personas.

Así lo explicó la doctora Macarena Larraín, gastroenteróloga de Falp: “Si queremos ver cambios en materia de incidencia, necesitamos seguir avanzando en la implementación de políticas públicas orientadas a generar modificaciones en los estilos de vida asociados a la obesidad, consumo de carnes procesadas y rojas, tabaquismo, consumo de alcohol y sedentarismo. Desde la vereda clínica, también tenemos que fomentar la detección temprana de la mano de exámenes como el test de hemorragias ocultas en deposiciones y la colonoscopía desde los 45 años”.

En sus inicios, el cáncer colorrectal no presenta síntomas. En etapas más avanzadas, puede producir deposiciones con sangre, sensación de evacuación intestinal incompleta, cambio en el ritmo intestinal, heces más estrechas y/o delgadas, dolor abdominal, debilidad, fatiga y pérdida de peso inexplicable.

Lo cierto es que, a pesar de su alta incidencia y mortalidad, se trata de una enfermedad que se puede prevenir, diagnosticar precozmente y curar en nueve de cada 10 casos cuando es detectada en etapas tempranas.