Mayo 19, 2024 11:47 am
Portada » La región de Los Lagos es la segunda en el país con la mayor tasa de mortalidad por cáncer cervicouterino

Con la finalidad de sensibilizar sobre la importancia de realizarse el examen Papanicolau (PAP) periódicamente para detectar precozmente el cáncer cervicouterino, la encargada de Salud Sexual y Reproductiva de la Seremi de Salud, Cristina Olivares, desarrolló un taller dirigido a mujeres, estudiantes y población en general en Puerto Montt.

El cáncer cervicouterino es uno de los cánceres más comunes en la población femenina entre los 25 y 64 años de edad, encontrándose en segundo lugar de incidencia a nivel mundial, después del cáncer de mama.

La autoridad regional de Salud, seremi Karin Solís, destacó la importancia de la realización de actividades que permitan masificar el mensaje preventivo “Estamos muy complacidos como Seremi de Salud Regional de poder intencionar estas actividades tipo, taller de sensibilización, para un diagnóstico precoz del cáncer cervicouterino. Es por eso que hoy día nos encontramos también en esta actividad junto a los participantes de la Universidad de San Sebastián de la carrera de matonería, donde ellos son personas que están cursando el pregrado y que ya están haciendo un impacto en nuestra población de manera de amplificar la información de la importancia que tiene con llegar a tiempo en el tamizaje de este cáncer que produce en nuestra región, en Chile y en el mundo, una gran mortalidad en la población”.

En Chile, el cáncer Cervicouterino se ha transformado en la segunda causa de muerte por tumores en la población femenina.

Según datos entregados por el Ministerio de Salud, en el año 2021, la Región de Los Lagos tiene la segunda tasa de mortalidad más alta a nivel nacional con un 9,76%; y durante ese año fallecieron 44 mujeres en la región.

En este sentido, la encargada del programa Salud Sexual y Reproductiva de la Seremi de Salud, Cristina Olivares, manifestó su preocupación antes las negativas cifras regionales. “Tenemos que preocuparnos del antecedente que hay con respecto al cáncer cervicuterino. Somos los segundos en el país con la más alta tasa de mortalidad. Es un cáncer súper prevenible. Las mujeres tienen que acudir a tomarse el Papanicolau y detectarlo a tiempo. Se puede detectar un cáncer incipiente y podemos actuar bien. Pero ya cuando se trata de un cáncer invasor, como el año pasado, que en los Papanicolau se descubrieron 53 casos, ahí ya llegamos tarde”.

Además, la profesional agregó que la realización periódica del examen, cada 3 años, está asociada a una disminución en la incidencia del cáncer cervicouterino, ya que el examen busca pesquisar lesiones cancerosas o precancerosas en el cuello del útero “Este cáncer cervicouterino nos da mucho tiempo para poder pesquisarlo. Por lo tanto, el examen cada tres años es lo que se recomienda, tanto en la legislación nacional como de otros países. Este cáncer no da muchos síntomas de alerta. Ya cuando empieza a avisar con un dolor pélvico, hemorragia, ya no hay mucho que hacer. Por lo tanto, hay que escuchar las recomendaciones, tomárselo cada tres años y con eso vamos a estar protegidas”.

La detección se realiza a través del Papanicolau, examen que además desde el 2006 se incorporó al GES para garantizar gratuidad en Chile a todas las mujeres entre 25 y 64 años, tanto en el sector público como privado.

Uno de los mayores obstáculos a la hora de la detección temprana, es la poca periodicidad con que muchas mujeres acuden a tomarlo, en la provincia de Llanquihue la cobertura de este examen es poco menos de un 49%. Para tener éxito en este programa debería ser cercano a 80%.