Abril 19, 2024 9:27 am
Portada » Imparten charlas de Responsabilidad Penal Adolescente en colegios de la Región de Los Lagos
Imagen cedida

Charlas preventivas en Responsabilidad Penal Adolescente, incorporó el Plan Regional de Seguridad Pública de la Región de Los Lagos, ante el aumento de casos de violencia escolar evidenciada en el retorno a la presencialidad total en los establecimientos educacionales.

Para la delegada presidencial regional, Giovanna Moreira, esta estrategia preventiva busca “fortalecer la seguridad y recuperar la tranquilidad en la región y por lo mismo se debe efectuar una labor integral y para conseguirlo es que nos hemos puesto de acuerdo, como Gobierno, con las policías, los municipios y servicios del Estado que son parte del Plan Regional de Seguridad Pública, que está avanzando con este tipo de acciones”.

La iniciativa que quedó a cargo del Servicio Nacional de Menores (Sename) y ya se han impartido a más de 3.500 estudiantes de séptimo básico a cuarto medio, de alrededor de 20 colegios de toda la región, destacando en la provincia de Llanquihue, el colegio Salesiano de Puerto Montt, donde participaron más de 900 estudiantes en 3 días consecutivos.

El director regional (s) del Sename, Cristian Andrade, quien además es coordinador de la Unidad de Justicia Juvenil del servicio, señaló que “si bien la prevención, como tal, no es parte de nuestra misión institucional, cuando nos vemos enfrentados a nuevos desafíos y problemáticas como sociedad, todos debemos ponernos a disposición de la solución y en ese contexto, estas charlas de responsabilidad penal nos permiten también mostrar a la ciudadanía en qué consiste nuestro trabajo, al tiempo que brindamos un apoyo a las comunidades escolares y particularmente a adolescentes y jóvenes estudiantes, que por lo demás muestran un gran interés en estos temas, lo que lo hace aún más satisfactorio”.

Explican en el Sename la visita a colegios y la exposición sobre materias relativas la Ley Penal Adolescente 20.084, no son algo nuevo, ya que se venían realizando previo a la pandemia, pero este año han cobrado mayor relevancia, toda vez que su demanda por parte de los establecimientos educacionales se ha disparado, básicamente por los reiterados hechos de violencia que se vivieron al interior y en las inmediaciones de colegios de toda la región, particularmente entre los meses de marzo a junio.