Mayo 19, 2024 10:51 am
Portada » Hospital de Puerto Montt destaca por “estimulación cerebral profunda” en pacientes con Parkinson

Uno de los tres centros de salud públicos del país en los que se ha desarrollado el tratamiento de “Estimulación Cerebral Profunda”, orientado a mejorar la calidad de vida de pacientes con la enfermedad de Parkinson es el hospital de Puerto Montt.

Por ello, uno de los pacientes beneficiados con esta técnica, fue donde Juan Agüero, a quien se le diagnosticó la enfermedad cuando tenía 47 años de edad y quince años después, en 2022, fue sometido a la cirugía.

“Lo que hacemos es poner una especie de marcapasos en una zona del centro del cerebro encargada de la coordinación. Luego de eso, este dispositivo produce una ‘neuromodulación’ para que el cerebro vuelva a funcionar adecuadamente y el paciente vuelva a su condición basal de movimiento o bastante cercana a ella”, indicó el neurocirujano André Fassler, jefe de Neurociencias de la Clínica Universidad de Los Andes.

El profesional fue enfático en señalar que esta intervención solo alivia estos síntomas del Parkinson, es decir, la pérdida de control de coordinación y movimiento, pero no mejora la enfermedad ni tampoco ayuda en el tratamiento de otros daños que provoca, como, por ejemplo, el deterioro cognitivo.

“El Parkinson tiene otras manifestaciones en las que no tememos injerencia a través de terapia, pero desde el punto de vista motor, la mejoría es muchísima. Los pacientes vuelven a tener una vida normal. Con el estimulador y medicamentos, el paciente vuelve a tener muy buena calidad de vida, y muchas veces recuperan totalmente su autonomía”, aseguró el doctor Fassler.

La “Estimulación Cerebral Profunda” comprende el implante de electrodos dentro de ciertas áreas del cerebro. Estos producen impulsos eléctricos que regulan los impulsos anormales generados en la Enfermedad de Parkinson. La cantidad de estimulación se controla mediante el dispositivo, el que debe ser ajustado y supervisado por el equipo de neurólogos del Hospital de Puerto Montt, en el caso de Juan Agüero, está a cargo del doctor José Miguel Tirapegui.

“En general no todos los enfermos de Parkinson pueden acceder a esta operación. La contraindicación va más que nada por la condición general del paciente, si es un paciente muy deteriorado, con mucho daño y alteraciones cognitivas no debería tener indicación para esta intervención. Podrán acceder a esta intervención sólo el 10% de los pacientes y que responden bien a la ‘Levodopa’, que es el medicamento que ellos ocupan”, indicó el doctor André Fassler.

“Esta cirugía, y esto uno lo recalca mucho, no es la cura de la enfermedad, el Parkinson no tiene cura, pero lo que sí representa es que es una terapia que aumenta significativamente la calidad de vida de los enfermos. Los resultados son sorprendentes, lo que permite a muchos enfermos retomar sus actividades normales, incluso las laborales, y es esa la gran esperanza de los pacientes”, concluyó el neurocirujano del Hospital de Puerto Montt, doctor Pablo Carmona.

El Hospital Puerto Montt es referente nacional en cirugías neurocerebrales dentro de la red asistencial pública en la denominada Macro Zona Austral.