Abril 15, 2024 11:57 am
Portada » Corte de Apelaciones liberó a conductor que atropelló y dio muerte a profesora en Puerto Montt

Un inesperado golpe de decepción y tristeza por parte de la Justicia, fue lo que recibieron familiares y amigos de la profesora Antonieta Guenel Águila, quien fue docente del Liceo Benjamín Vicuña Mackenna de Mirasol, quien recordemos fue atropellada por un automóvil y murió en el mismo lugar la mañana del lunes 6 de marzo en la calle de servicio de la Ruta 5 Sur, cuando se dirigía a su lugar de trabajo, cuyo conductor huyó del lugar y ocultó su responsabilidad.

A los pocos días, la SIP de Carabineros logró ubicar el automóvil y su propietario, Osvaldo Javier Santibáñez Sánchez de 24 años, con domicilio en la población Padre Hurtado, estudiante de enfermería y trabajador guardia de seguridad en un supermercado, quien tras ser formalizado, el Tribunal de Garantía de Puerto Montt ordenó su reclusión en la cárcel Alto Bonito, sin embargo, en las últimas horas, su abogado defensor del imputado apeló en la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, donde los magistrados decidieron cambiar la medida cautelar de prisión preventiva a su libertad de la cárcel y determinó su arresto domiciliario total.

Esta resolución de la Corte de Apelaciones de Puerto Montt, provocó más tristeza, pena, dolor y rabia en los familiares y amigos de la profesora fallecida, y sobre todo, decepción de la Justicia chilena porque se enteraron por la prensa.

Cabe señalar, que cuando la profesora se dirigía a su lugar de trabajo, cruzaba la caletera de la Ruta 5 Sur, en un paso peatonal debidamente señalizado, cuyo conductor, lo atropelló y se dio a la fuga del lugar sin prestar ayuda a la víctima, quien murió en el mismo lugar producto de sus graves lesiones, tras esto, Osvaldo Santibáñez Sánchez intentó ocultar su responsabilidad, arreglando las abolladuras del automóvil y pintándolo de otro color, pese a esto, el Tribunal de Alzada de Puerto Montt, lo liberó de su reclusión carcelaria, y lo derivó a su domicilio donde una vez al día deberá ser vigilado por carabineros o gendarmería de Chile.