Junio 20, 2024 6:14 am
Portada » Campaña por Tomás Ross superó los 3 mil millones de pesos en recaudación

Un 85 por ciento ha alcanzado la meta de la campaña “Soy parte del millón” que busca recaudar 3 mil 500 millones de pesos para la compra de un costoso medicamento que necesita el pequeño Tomás Ross que padece distrofia muscular de Duchenne y que tiene a su madre caminando hace varios días desde Chiloé hacia La Moneda, frente a un gobierno que se ha mostrado indiferente e indolente a la hora de ayudar o buscar soluciones a través del MINSAL para conseguir el costoso remedio en los Estados Unidos.

El cómputo fue dado a conocer por la familia el cual asciende a la suma de $3.000.385.492 en los momentos que Camila Gómez, madre del niño camina rumbo a Santiago junto a Marcos Reyes, presidente de la Corporación Familias Duchenne Chile.

La cruzada solidaria que partió en Ancud el pasado 28 de abril ha tenido como objetivo visibilizar ante las autoridades la urgencia de que el Estado de Chile entregue cobertura económica a aquellas enfermedades extrañas que no asiste el actual sistema de salud.

Tema que fue abordado por el diputado por la zona, Héctor Ulloa, al sostener que desde el Poder Legislativo no tienen iniciativa legal manifestando que “se puede pedir al  Gobierno que ponga recursos para ir ampliando el listado de enfermedades extrañas o la Ley Ricarte Soto sobre todo este tema que ya no es tan poco común dentro de lo extraño y excepcional que es”, dijo el político.

“Aquí la pelota la tiene el Gobierno, es el único que puede empujar esta ley cuando involucra recursos públicos es el propio Ejecutivo y no el parlamento”, concluyó el diputado Ulloa.

Hasta el momento, miles de personas han donado a la cuenta para ayudar a Camila a juntar el dinero necesario para la medicación de su pequeño de cinco años. Según el último cómputo publicado este viernes, ya han recaudado más de $3.000 millones para Tomás Ross, lo que equivale a alrededor del 85% de la meta.Expand article logo

Actualmente, Camila Gómez se encuentra en Bulnes, región de Ñuble, y le quedan 462 kilómetros para llegar a La Moneda. La madre sigue firme en su objetivo, con la esperanza de alcanzar la meta y proporcionar a su hijo el tratamiento que necesita.