Abril 15, 2024 11:48 am
Portada » Polémica por escultura de conejo gigante con guagua en brazos en Puerto Varas

Polémica en redes sociales causó la instalación de una llamativa escultura de un conejo con una guagua en brazos, en la ciudad de Puerto Varas, en la región de Los Lagos.

Se trata de la escultura llamada “Di susurrando… ‘Te amo mi amor””, creada por el artista nacional Camilo Guerrero, con apoyo privado y de las autoridades locales.

“Di susurrando… ‘Te amo mi amor’: La polémica escultura de Puerto Varas.

Con técnica mixta: Modelado directo en ferro-cemento y talla en madera de Alerce. Así se creó la polémica estatua de Puerto Varas que se tomó las redes sociales. “Es una reflexión poética sobre nuestro ser mamífero”, agregó”.

Se trata de una escultura de poco más de 1 metro y medio de alto, que muestra a una figura femenina con cabeza de conejo, sosteniendo en sus brazos a una guagua.

De acuerdo a Guerrero, el trabajo de creación de la pieza lo realizó frente a la costanera de la ciudad, cercano a la Puntilla, donde está la escultura de la Princesa Licarayen.

La escultura muestra una liebre con cuerpo de mujer y con un bebé en brazos, cuyo rostro está tallado en madera de alerce. Pese a no estar concluida, fueron justamente esas características las que concitaron el interés y atención de la gente que volcó sus críticas y halagos en distintas redes sociales.

Camilo Guerrero explicó que la imagen nació de la simple observación del entorno y sus cambios. “Cuando llegamos aquí a Puerto Varas, hace 5 años, con mi hijo mayor veíamos pasar todos los días una familia de liebres por cerca de la casa. Era una imagen de todos los días y con el paso del tiempo eso cambió. Ahí por donde ellas pasaban se construyó una casa, se parceló. Desde que sucedió el estallido social y luego la pandemia, el movimiento masivo de personas hacia el sur de Chile y la venta masiva de parcelas hacen que para mí se genere esa reflexión: cómo es nuestra relación con la fauna y la naturaleza”, expuso el artista.

Respecto a los comentarios negativos que ha concitado la escultura, manifestó el autor que “está muy lejos de ser una cuestión satánica o pedófila”.

Finalmente, la imagen fue retirada del lugar, con acuerdo del municipio. Será concluida en su taller con revestimiento de mosaicos. Luego de eso, su autor proyecta exponerla de nuevo ante el público.