Abril 19, 2024 8:42 am
Portada » Noventa armas blancas y 12 celulares incautó Gendarmería en operativo realizado en las cárceles de Osorno y Puerto Montt

En la Región de Los Lagos se intervino un módulo en las cárceles de Osorno y Puerto Montt. En total se incautaron 90 armas blancas artesanales, 12 teléfonos celulares, dos litros de licor artesanal y un envoltorio de cannabis sativa.

Como parte de la política de combate contra las bandas delictuales que operan al interior de los recintos penitenciarios del país, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y Gendarmería de Chile efectuaron el cuarto allanamiento nacional simultáneo de 2023, el que se llevó a cabo en 27 unidades penales de las 16 regiones del país.

En la Región de Los Lagos se intervinieron el módulo 43 de condenados de alto compromiso delictual del Complejo Penitenciario de Puerto Montt y el módulo 4 de imputados del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Osorno, con un total de 169 internos intervenidos.

Mientras en Osorno se encontraron 11 armas blancas artesanales y un chip de teléfono, en Alto Bonito se decomisaron 10 teléfonos móviles, 9 armas blancas de confección artesanal y 2 litros de licor artesanal. Sin embargo, un día antes, en un allanamiento extraordinario en las mismas dependencias, se incautaron 70 armas blancas, dos celulares y una pequeña dosis de cannabis sativa.

“Durante el año 2022, el módulo 43 fue uno de los que registró el mayor número de agresiones con arma blanca de todo el Complejo Penitenciario de Puerto Montt. Por eso se realizaron dos allanamientos en menos de un día, incautando un total de 79 armas blancas, 12 teléfonos celulares, dos litros de licor artesanal y una dosis de cannabis sativa”, explicó la directora regional de Gendarmería en Los Lagos, coronel Angélica Briones Castillo.

El seremi de Justicia y Derechos Humanos, Enrique Cárdenas Inostroza, destacó la trascendencia de este tipo de operativos y su valioso aporte a la seguridad ciudadana.

“Este es el cuarto allanamiento nacional de este año y el decimotercero desde que comenzaron a efectuarse estos operativos en junio del año pasado. Es un trabajo permanente y constante, que está dando sus frutos y que nos permite disminuir los delitos que se cometen desde el interior de los recintos penitenciarios. Tener establecimientos penitenciarios seguros nos permite contribuir con la seguridad pública, y, eliminar los elementos prohibidos posibilita que estos establecimientos puedan cumplir su rol, que es tener las condiciones suficientes para generar la reinserción social de las personas que se encuentran privadas de libertad”.

Los allanamientos en las cárceles de Puerto Montt y Osorno fueron coordinados por el jefe operativo regional, mayor Rodrigo Toro Ayala.