Julio 14, 2024 3:59 am
Portada » Los tres senadores de Los Lagos criticaron rechazo a proyecto que convierte basura en energía limpia

Por medio de una declaración pública, los tres senadores de la Región de Los Lagos, Fidel Espinoza (PS), Carlos Ignacio Kuschel (RN) e Iván Moreira (UDI), rechazaron la postura adoptada por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) respecto al proyecto “Waste to Energy”, organismo que recomendó no avanzar en la iniciativa de reconversión de la basura en energía limpia, avalado por la Unión Europea.

Para los parlamentarios, la postura del organismo ambiental resulta “incomprensible y grave, por cuanto tanto la propia delegada regional y los demás integrantes de la Comisión de Evaluación Ambiental (Coeva) han sido advertidos de que la región está en una crítica situación ambiental y que podría esto generar en los próximos meses, una crisis sanitaria de incuantificables efectos sobre la población”.

El senador Espinoza llamó a la Coeva a “transparentar cuáles son las razones por las cuáles está recomendando no aprobar un proyecto -pionero en Latinoamérica-, que le va a cambiar la cara al tratamiento de la basura en nuestra región”, dijo.

En la búsqueda de esas respuestas, el senador Moreira pidió directamente al presidente Gabriel Boric a “que ordene a sus seremis, no seguir poniendo trabas burocráticas y que pase del discurso a la acción para promover la inversión que permita materializarse. No podemos negarle el derecho a la ciudadanía de poder superar esta crisis de la contaminación de la basura con un proyecto ambiental con estándares europeos”, aseguró.

Para esclarecer todas estas interrogantes, el senador Kuschel adelantó que el próximo 27 de septiembre, “doña Francisca Perales, subsecretaria de Desarrollo Social, nos va a recibir en el mismo Senado de la República, con motivo de la Comisión de Zonas Extremas, para tratar el tema de vertederos en toda la región de Los Lagos”.

En la carta de tres carillas, los senadores denuncian además la entrega de antecedentes falsos por parte del SEA regional, ya que el organismo habría informado a la Coeva que el proyecto tiene una inversión de 10 millones de dólares, cuando la Declaración Impacto Ambiental establece claramente que es de 42 millones de dólares.