Abril 12, 2024 2:15 pm
Portada » Diversas autoridades analizaron el impacto de la delincuencia en la región de Los Lagos

En una reunión convocada por la delegada presidencial de Los Lagos, Giovanna Moreira y el gobernador regional, Patricio Vallespín, participaron representantes de las policías, Ministerio Público y parlamentarios de la región, con el objetivo de analizar la situación actual de la delincuencia en la zona.

En la cita, los asistentes conocieron estadísticas presentadas por las instituciones de orden y seguridad, como también los resultados obtenidos por la Fiscalía en el último tiempo en materia investigativa.

Tras el encuentro, la delegada Moreira agradeció la asistencia y explicó que la motivación fue “hacernos cargo hoy día de una de las preocupaciones más grandes que tiene la ciudadanía que es la seguridad. Estamos avanzando de manera inédita en Chile en acuerdos mínimos desde las instituciones y actores de la región para disminuir la inseguridad que sienten los vecinos y vecinas”.

En ese marco, la autoridad regional informó que actualmente “el 50% de los delitos que ocurren en la Región de Los Lagos son incivilidades, por ello necesitamos dotar a esos espacios públicos de mayor seguridad y de presencia del Estado. Además, tenemos una clara sensación de inseguridad en los barrios relacionada con los delitos de mayor connotación social que han ido a la baja, pero que igual tenemos que ponerle un ojo sobre todo al tema de los homicidios. Lo tercero tiene que ver con las bandas criminales y que nosotros esperamos que así como la semana pasada se aprobaron dos proyectos importantes contra el crimen organizado y de persecución del narcotráfico, podamos seguir en esa línea porque sabemos que hoy día necesitamos una política nacional fuerte pero que además tenga un foco regional”.

Por su parte, el gobernador Vallespín destacó que la Región de Los Lagos “está dando una señal única” en relación a reunir en una mesa de trabajo a seis de los ocho diputados del territorio. “Solo dos que no pudieron asistir por razones de salud pero manifestaron su interés de participar”, comentó.

Asimismo, anunció que próximamente el Ministerio del Interior y los Gobiernos Regionales firmarán un acuerdo para dotarlos con una función específica en materia de prevención del delito y atención a víctimas. “Es un espacio en el que hemos estado actuando pero que la ley no nos facultaba para actuar con mayor fuerza”, estableció.

Vallespín destacó la presencia de los senadores Carlos Kuschel (RN), Fidel Espinoza (PS) e Iván Moreira (UDI). Este último reflexionó que fue un error de décadas “hacer del tema de la delincuencia más bien un punto político”. Agregó que la criminalidad es un problema de Estado y valoró la creación de la instancia. “Este es un llamado de regiones a que ojalá todas nos unamos para que el nivel central entienda que tenemos que ponernos de acuerdo. Hoy día en el Congreso Nacional hay un espíritu distinto, por lo menos con el nuevo presidente del Senado que le ha hecho presente al gobierno la necesidad de llegar a un acuerdo en materia de seguridad a través de una serie de proyectos de ley por fast track”, indicó.

En tanto, el diputado RD, Jaime Sáez, se comprometió a “apoyar en las necesidades sobre todo presupuestarias que tengan las distintas instituciones”. En ese marco hizo un llamado a los organismos del Estado a definir sus prioridades para 2024 tempranamente, ojalá durante los meses de abril y mayo. “Celebro que podamos dialogar en un clima de civilidad sin hacer un punto político al respecto, porque definitivamente cuando la seguridad y la delincuencia se utiliza solamente como un eslogan para hacer campaña, no se termina abordando este fenómeno de una manera seria que es lo que corresponde. Esta es una cuestión de Estado y en eso no podemos perdernos”, subrayó.

Para el diputado liberal, Alejandro Bernales, lo importantes es que las distintas miradas se puedan traducir en acciones. En ese marco, destacó que en su gestión ha presentado proyectos que están ligados justamente con seguridad, por ejemplo, la venta de automóviles con GPS y que las personas extranjeras que están condenadas por la ley de drogas, sean expulsadas del país.

El diputado DC, Héctor Barría, apuntó a que los principales problemas de la Región de Los Lagos son la violencia intrafamiliar y la presencia de droga. También apuntó a la necesidad de recursos para financiar mejoras. “Vemos que carabineros están en cuarteles y retenes que están podridos, en pésima condición la madera porque fueron construidos en el año 60 y no contaban con movilización, lo que se ha remediado en parte”, expuso. Además pidió reforzar la campaña de reclutamiento de Carabineros porque hay un déficit de funcionarios.

El diputado UDI, Daniel Lilayú, aseguró que “nosotros los parlamentarios de mi sector político estamos dispuestos a apoyar todas las leyes que vayan en beneficio de fortalecer las policías, la ley Naín, la ley Retamal y realmente fortalecerlos para que la delincuencia tenga una señal que no se va a permitir que sigan haciendo narcotráfico, sicariatos, los portonazos, todas las cosas que no veíamos antes”.

Lilayú además manifestó que la gente tiene temor de denunciar “porque saben que pueden ser perseguidos o tener represalias”. Por eso a su juicio, hay una subnotificación de los casos. Por último, arguyó como motivos del aumento de la delincuencia “la debilidad del gobierno” y “la inmigración ilegal que viene con gente que tienen otras maneras de hacer y que no le tienen miedo a las policías”.

Finalmente, los participantes en la reunión establecieron un nuevo encuentro a realizarse en un mes más para establecer cuáles serán las prioridades regionales en el combate a la delincuencia.