Junio 20, 2024 6:21 am
Portada » Cirugía de columna realizada de urgencia en el Hospital Puerto Montt devolvió movilidad a adolescente.

Una adolescente de 16 años oriunda de Puerto Varas retomó su movilidad tras una cirugía de columna a la que fue sometida de urgencia en el Hospital de Puerto Montt.

La paciente sufre cáncer de huesos, lo que produjo que una de sus vértebras colapsara y se fracturara, causándole mucho dolor, compromiso neurológico y la imposibilidad movilizar las piernas.

Junto a su madre, acudió de urgencia al hospital regional, el cual es referente neuroquirúrgico del sur austral. Personal médico evaluó a la paciente y decidió someterla a una compleja cirugía de urgencia.

“Esta fue una compleja emergencia neurológica tiempo dependiente. Se coordinó todo el equipo de urgencias, personal de pabellón y unidad de paciente crítico. Este hospital, por ser un centro de derivación suprarregional, cuenta con toda la infraestructura, tecnología y profesionales para realizar este tipo de procedimientos, particularmente el equipo de neurocirugía, cuenta con un especialista 24/7, quien además está respaldado por equipos de subespecialistas, capaz de resolver patología compleja en cualquier horario”, señaló el doctor Julio García, neurocirujano a cargo de la intervención.

Durante la operación se reconstruyó la columna dorsal y se extrajo la vértebra invadida por tumor. “Esto se realiza abriendo parte del tórax, resecando costillas, todo esto sin manipular las estructuras neurales que son extremadamente sensibles, y que habían perdido su función, ya que la paciente llegó sin mover las piernas”, detalló el doctor García.

El especialista en columna precisó que “este tipo de intervenciones son extremadamente poco frecuentes en condiciones de emergencia, una cirugía de estas características en el Hospital Puerto Montt se da habitualmente como cirugías programadas, que se hacen en el pabellón de neurocirugía con un equipo entrenado para este tipo de intervenciones, lo que hace mucho más notable el trabajo realizado por la unidad de urgencias”.

En tanto, el cáncer de huesos de la paciente está en constante supervisión por el Comité de Oncología del hospital, el que evaluará su traslado al Hospital de Valdivia para seguir con tratamiento de radioterapia, mientras que las sesiones de kinesiología se realizarán en la institución puertomontina.

“Fue muy angustiante la espera, pero estuve acompañada por toda mi familia, cosa que no hubiera ocurrido en Santiago. La atención en el Hospital Puerto Montt fue excelente, en la UTI fue una estadía muy agradable. Un siete, hemos tenido una gran experiencia acá en el hospital, y acá mismo nos ayudarán con la rehabilitación, ella se merece una vida sin sufrimiento”, reconoció Rosa Barrientos, madre de la paciente.